logosecundario2
Cuando la educación era un valor muy apreciado para ofrecer a los hijos las oportunidades que los padres no tuvieron, de un suspenso era responsable el alumno por aplicarse poco. Ahora sólo hay un culpable, el sistema. Tal parece que aprobar no es un deber sino un derecho.

http 2F2Fo.aolcdn.com2Fhss2Fstorage2Fmidas2Fb3b93ae6543e070dbf7b6c409a48610c2F2054314992FlectividadefeY el "sistema" acabó por amoldarse a la comodidad. La selectividad sufrió retoques hace un año porque era un método inútil para su auténtico fin, conducir hacia la enseñanza superior a los alumnos competentes. La repetición de pruebas-tipo provocaba que muchos centros entrenaran específicamente a sus estudiantes en la destreza para superarlas antes que en la profundización de cada asignatura. Nació así la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), aunque el remedio lleva camino de resultar casi peor que la enfermedad.
ultimoscomentarios