General

bosqueleiro2Llega el otoño y se acaban los escotes; y no me refiero al papel que anunciaba un estúpido perro, hablo de los escotes, esos que renacen en primavera, con las primeras flores y en los que te dejarías caer como en un precipicio sin fondo.

Pero un día retiraron las mesas
y... hasta otro verano.

Las mejores promesas son esas
que no hay que cumplir

y... "viajeros al tren, que nos vamos",
me dijo un milano,

"flaco, pórtate bien, au revoir,
buena suerte en París".
 
Esos escotes, esas piernas como autopistas de peaje, esas transparencias tras las que se adivinan hasta los órganos internos de quien las lleva. Se va el verano y se lleva con él las carnes tostadas, los hombros tersos, las uñas pintadas sobre unos tacones abiertos al cielo.

Porque siempre hubo clases y yo 
no doy bien de marido. 
Otra vez a perder un partido, 
sin tocar el balón. 

Porque el mundo es injusto, chaval, 
pero si me provocan 
yo también sé jugarme la boca, 
qué te voy a contar...
CursoLSFoanpas
19 de septiembre de 2017

No sé, y lo confieso avergonzado, de dónde sacan ustedes las ganas de vivir. Intento escribir y no vale la pena, lo dejo desmotivado y no es porque me falten temas sobre los que rajar. Antes escribía cuando todos se iban a la cama; ahora soy yo el primero en retirarme, y desde aquí, desde la cama donde estoy ahora, se me hace difícil expresarme con el móvil utilizando un solo dedo, porque me eternizo y me confundo y ni el corrector es capaz de arreglar mis desfeitas ortográficas.

Aburrido, quemado, un poco asustado por algún síntoma que no tenía, cerrado por derribo, cansado de todo y de todos, sin ganas de nada menos de ti...

Estos huesos que vuelven de la oficina
dentro de una gabardina
con manchas de soledad...

20 de septiembre de 2017

Como ayer pudieron comprobar, no debería de escribir desde la cama porque se me va un poco la olla y digo cosas de las que más tarde me arrepiento. No es bueno andar haciendo públicos ciertos sentimientos, y menos a esas horas, porque puede parecer que estoy a punto de tirarme por la ventana y no, solo son momentos -"esta sala de espera sin esperanza"- de desgana como los que tenemos todos.

Ya les expliqué -creo- que suelo escribir cuando todos están en la cama; tranquilo, la tele apagada, una luz suave... Ahora sin tabaco ni whisky, pero qué se le va a hacer, no se puede tener todo... Desde hace una temporada, como me aburre la tele y hasta el Face, me meto en la cama a ver Youtube en el móvil y lo de escribir lo voy dejando para el día siguiente, día que no llega nunca porque vuelve a pasar lo mismo.

Y con gente alrededor, hablando, haciendo ruido y a veces leyendo por encima del hombro, no hay dios que se inspire.

Esta semana la tengo un poco liada, hoy dentista, mañana reunión del ex-anpa y el viernes revisión de incapacidad. Esperemos que no me retiren o me rebajen la pensión, porque me follan vivo. Ya la mierda que me dan no me llega ni para el alquiler, solo faltaba que Feijoo se ponga a ahorrar a mi cuenta. Si les digo la verdad, no las tengo todas conmigo.

Ya les contaré. Buenas noches.

LEONfelipe2

El servicio está pendiente de los informes sanitarios favorables tras «controlar» la plaga y adoptar de medidas de higienización

La aparición de roedores en un almacén de la cocina del CIP de A Cañiza (Pontevedra) obliga a mantener cerrado el comedor (el segundo más grande de la provincia), que atiende a más de 500 alumnos, aunque la Xunta ha confirmado que dicha plaga «está controlada» y que el servicio podría reabrirse la próxima semana, a la espera de que los técnicos sanitarios lo autoricen.

F13E6026Según ha explicado a Europa Press el alcalde de A Cañiza, Miguel Domínguez, las ratas fueron detectadas por militares de la Brilat de Pontevedra que utilizan las instalaciones para acampar en verano. Tras alertar al Ayuntamiento, éste puso los hechos en conocimiento de la Consellería de Educación.

El jefe territorial de Educación en Pontevedra, César Pérez Ares, ha explicado que su departamento fue avisado de la plaga el 28 de agosto, «e inmediatamente, el 29 de agosto, se envió a inspectores a confirmar la denuncia y elaborar un plan de actuación».

Así, ha indicado que tanto Xunta como Ayuntamiento contrataron los servicios de desratización y, según las últimas certificaciones recibidas este mismo martes, «la plaga de roedores está controlada».

A partir de ahí se han llevado a cabo otras actuaciones para garantizar la seguridad y las condiciones higiénico-sanitarias, entre ellas la limpieza interior y exterior del colegio, la limpieza e higienización del comedor, desinfección de utensilios, etc.

«Máximas garantías»

Precisamente, la apertura del comedor está pendiente de que los inspectores de Sanidad den el visto bueno tras esas medidas de limpieza. «Es cuestión de tener las máximas garantías», ha explicado Pérez Ares, quien ha hecho un llamamiento a la «tranquilidad» de los padres.

El alcalde ha explicado que «ahora ya se han adoptado todas las medidas que había que adoptar», y está a la espera de que Sanidade autorice la apertura del comedor. «Después de la aplicación de los productos hay que tomar muestras, que van al laboratorio. Eso tiene un tiempo de cultivo, y estamos esperando los resultados», ha explicado.

En todo caso, Miguel Domínguez ha precisado que la aparición de los roedores está relacionada con la presencia de algunos alimentos en el almacén, como salsas o harina, y en ningún caso con un problema grave de higiene o limpieza. De hecho, ha recalcado que el colegio «nunca ha estado tan limpio como ahora».

ANPA

Por su parte, la Asociación de Padres y Madres del CIP celebrará este martes a las 20.00 horas en el aula Cemit del centro comarcal A Paradanta una reunión para informar a los padres sobre la situación, los motivos por los que el comedor permanece cerrado, y para aclarar sus dudas.

La portavoz de la asociación, Marta Rodríguez, ha lamentado la «tardanza» en la actuación de la Jefatura Territorial de Educación, y ha recordado que el aviso de la brigada de la Brilat al Ayuntamiento se realizó el 14 de agosto. En todo caso, ha abogado porque ahora se tome el tiempo necesario para garantizar la seguridad de los niños.

Las medidas adoptadas, y la necesidad de esperar por los resultados de laboratorio para confirmar las condiciones aptas del comedor, obligan a tener el servicio cerrado, con los inconvenientes que ello ha creado a las familias: los niños tienen que ir a comer a sus casas, y eso genera problemas de conciliación en muchos casos, porque los progenitores trabajan.

Así, entre los cambios que se han visto obligados a realizar, se ha tenido que modificar el horario de transporte de los alumnos de ESO, para que coincida con el de Primaria, de forma que «pierden horas lectivas los lunes», al tener que salir antes de clase.

Fuente: La Voz de Galicia
La madre de una niña invidente de Vigo recibe un apoyo masivo en las redes para que se señalicen los pasos peatonales

Las redes sociales se están volcando con Xabela, una niña de Vigo de ocho años que en julio del 2016 se quedó ciega a causa de un tumor cerebral. Su madre, Olalla Freiría, está orgullosa de cómo la pequeña se ha superado a sí misma y en un año que ha sido muy duro ha aprendido braille y ha vuelto a sacar el curso adelante con buenas notas.

Pero hay situaciones que deben mejorar en su entorno y que ya no dependen de su esfuerzo personal. Muchos pasos de peatones que se encuentran entre su casa y el colegio no están correctamente adaptados para las personas invidentes. Olalla siempre acompaña a su hija al colegio, pero aún así, no deja de suponer un riesgo la posibilidad de tropezar y caerse al suelo. Sobre todo, cuando sea más mayor y deba ir sola.

Por ese motivo, su madre decidió lanzar una campaña en Change.org para que las autoridades locales adapten las aceras a las personas con problemas visuales. Su iniciativa ha superado todas las expectativas en solo tres meses y medio. La petición rozaba ayer las 110.000 firmas de apoyo.

La campaña ha tenido eco en el Ayuntamiento. El alcalde, Abel Caballero, la recibió el mes pasado en su despacho de la casa consistorial y se comprometió realizar las obras necesarias para que Xabela pueda circular sin peligro.Olalla no quiere cerrar la campaña hasta que no vea que las obras estén realizadas. «Nuestra ciudad está bastante bien en relación a lo que veo en otros sitios, pero puede estar mejor y cuando se pongan manos a la obra entonces cerraré la petición», manifestaba ayer mientras se preparaba con su hija para ir al cine, que no le ha dejado de gustar tras haber perdido la visión.

Semáforos adaptados

En la actualidad hay un número importante de semáforos en Vigo que incorporan tecnología Bluetooth para que los invidentes puedan accionarlo a su paso gracias a un proyecto desarrollado en colaboración con la Once. Todos los dispositivos que se están incorporando cuentan con esta tecnología. «Nos dieron un mando que si lo pulsas, entonces, los semáforos pitan, lo que está muy bien, aunque comprobamos que no todos tienen todavía este sistema», afirma la madre de Xabela.

Por otra parte, no en todas las aceras están colocadas las marcas en las baldosas que indican la existencia de los pasos peatonales a las personas invidentes que van con un bastón. «La mayoría no están como deberían de ser. La técnica de rehabilitación de la ONCE hizo un informe y lo tienen en el Ayuntamiento», afirma Olalla Freiría.

Esta viguesa reclama una solución para el tramo por el que su hija debe caminar a diario, así como las avenidas adyacentes, puesto que también se desplaza para poder ir a la piscina o realizar otras actividades. Reside cerca del estadio de Balaídos y sube a diario por la calle Martín Echegaray hasta llegar al colegio público Illas Cíes, en el barrio de Coia. No ha tenido que cambiar de colegio a raíz de haber perdido totalmente la visión. Todos los días le acompaña en clase una profesora de apoyo de la ONCE. «Su esfuerzo es superior a los de los demás. Tuvo que volver a aprender a leer otra vez en otro sistema». La vida no es fácil para Xabela, que ha sabido asumir los nuevos retos porque «es una niña increíble, siempre dispuesta a hacer cosas». Por eso su madre pide que no se le haga más difícil y se lleven a cabo mejoras en las calles, que cree que deberían extenderse a toda la ciudad.

Fuente: La Voz de Galicia

Tomate esta botella conmigo,
y en el ultimo trago nos vamos,
quiero ver a que sabe tu olvido,
sin poner en tus ojos mis manos,
esta noche no voy a rogarte,
esta noche te vas de de veras,
que difícil tener que dejarte,
sin que sienta que ya no me quieras,
nada me han enseñado los años,
siempre caigo en los mismos errores,
otra vez a brindar con extraños,
y a llorar por los mismos dolores.

Tomate esta botella conmigo,
y en el último trago me besas,
esperamos que no haya testigos,
por si acaso te diera vergüenza,
si algún día sin querer tropezamos,
no te agaches, ni me hables de lado,
simplemente la mano nos damos,
y después que murmure la gente,
nada me han enseñado los años,
siempre caigo en los mismos errores,
otra vez a brindar con extraños,
y a llorar por los mismos dolores,
tomate esta botella conmigo,
y en el ultimo trago nos vamos...

Comezamos o curso con Lingua de Signos. Prazas limitadas polo que se eres nai/pai da escola pública anótate no 986298812 ou en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


21740093 1450942545000087 172999168982521907 n
El colegio opta al premio de la Fundación contra la Drogadicción

Al colegio Laredo de Chapela se le caen los premios de las manos. Por tercera vez, su proyecto Esencia de Laredo, una empresa de cosmética real creada por los alumnos, es reconocida por la comunidad educativa. El centro redondelano ha sido nombrado finalista del premio Acción Magistral, que convocan la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, la comisión nacional de colaboración con la Unesco y el BBVA.

VS15C8F2 20232Esencia de Laredo fue seleccionado «por dar un giro de 361º a los valores y el cuidado del medio ambiente. Partiendo del sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor, crearon una empresa donde englobar la solidaridad, la ecología y la sostenibilidad y realizaron multitud de actividades de producción de productos ecológicos...».

El primer paso para poner en marcha la compañía de perfumes Esencia de Laredo fue disponer de un pequeño vivero de plantas aromáticas. Con los vegetales elaboraron primero un perfume de menta fresca y posteriormente botes de lavanda. Cada pequeño recipiente de 33 mililitros incluye una concha de la playa, que proceden de los arenales próximo al colegio.

El consejo de administración de la empresa se reúne una vez a la semana para tomar decisiones estratégicas sobre márketing y comercialización. Así, decidieron que el bote de colonia se vendiese a un precio de 3,50 euros. Todos los beneficios de las ventas van destinados a niños con dificultades que son tratados por la asociación Amencer, que se dedica al cuidado y desarrollo de la formación y habilidades de menores afectados por la parálisis cerebral.

«La empresa es tan real que incluso tiene número de identificación fiscal. Los chavales se fueron poniendo en contacto con otras compañías del sector y con la asociación de comerciantes de Redondela, entre otros, y fueron creando una red de capital humano», recuerda el director del centro de educación infantil y primaria, Abraham Domínguez.

Fuente: La Voz de Galicia
Empiezan los colegios y, como todo sistema cerrado, la vida tiende al caos. Acostumbradas las niñas al relax del verano, ahora cuesta meterlas en la vereda de los horarios, de madrugar, de menos tele y más deberes, de las horripilantes compras de libros sin apenas ayudas, porque aunque algunos se los entreguen en el cole, el estado de conservación de la mayoría de ellos deja mucho que desear. No creo que ese sea el sistema a seguir, si el que estrenó el año pasado el libro, lo devolvió hecho -con perdón- una auténtica mierda, deberían obligarle a comprar uno nuevo.

Pero no hay control. Libros rotos, escritos, pintados, aquí todo vale para ahorrar -para ahorrar la Xunta, claro-. Y luego ponte a comprar bolígrafos y libretas y mil chorradas que luego pierden o les roban y hay que reponer durante el curso.

En fin, que además del mamoneo de no saber qué libros tienes que comprar porque no te dicen cuáles te van a entregar hasta que empiezan las clases, luego los cheques no cubren ni la mitad de los gastos. Y ropa y zapatos y zapatillas de deporte para gimnasia y un chandal...

Dejémoslo ahí, que esta semana ha sido buena y no me quiero amargar antes de tiempo.

evayyoEl martes conocía a Eva, Nikki o la nínfula de los cojones; llámesele por cualquiera de los tres nombres. Creo que entramos en contacto allá por el 2008 -año más o año menos- en un foro que yo administraba. Entraron, ella y Ana como dos elefantes en una cacharrería, montando pollos y poniéndome de los nervios, tanto que acabé expulsándolas. Quién iba a decir que luego nos haríamos amigos, ellas y alguna gente más.

Pasamos una tarde amena, entre acentos gallego y catalán, entre risas y recuerdos, anécdotas y la comodidad de tenerla delante como si la conociera de toda la vida. Y como ya dije cuando ella subió la única foto que nos hicimos y que hoy subo yo, es mucho más guapa en persona que en foto. Y más cercana y más divertida y más... todo.

Me quedan por conocer Paqui -Mireille, Miss-, y Ana -Lau-, que por todos los nombres atienden. Y aunque ya estuve con ellos una vez, tendrían que estar también Carlos y Solsol. Podría arder Troya otra vez.

Y ahí les dejo, que hoy entre que me hizo madrugar mi cuñado para ir a desayunar y que luego apenas eché siesta porque me fui a dar un paseo andando y a ver un poco de mundo, estoy cansado y creo que me voy a ir a la cama.
Tengan ustedes buenas noches.
La Policía Local pone las primeras sanciones del curso por no respetar las plazas para padres

Armarse de paciencia sigue siendo necesario para llevar a los niños de Vigo al colegio. La reserva de aparcamiento para padres a las puertas de 36 centros educativos de la ciudad inicia su tercer curso sin conseguir poner fin a los agudos embotellamientos que se producen en las calles a la hora de entrada y salida de los alumnos. El plan de tráfico funciona, muchos padres encuentran sitio para estacionar cerca de los colegios y los agentes de la Policía Local sancionan a aquellos vehículos que ocupan, sin motivo, los puestos reservados.

Pero no es suficiente. Los asociaciones de padres reclaman más vigilancia porque se siguen dando casos de intrusismo y los progenitores, que alaban la iniciativa, piden un mayor número de plazas. «Entran a las 9.00 horas, yo llegué 25 minutos antes y ya estaba todo ocupado», lamenta una madre a la que no le quedó más remedio que dejar su coche mal aparcado en uno de los carriles de la calle Venezuela para acompañar a su hijo a las aulas de educación infantil del colegio Maristas.

multasaparcamientoLa doble fila, triple en algunos casos, y los estacionamientos en aceras en calles de un solo carril siguen siendo habituales en las horas puntas. García Barbón, calle Venezuela, calle Marín, rúa Areal, Avenida Europa o calle Castelao, son solo algunas de las vías en las que el tráfico se torna caótico dos veces al día. Sin embargo, los policías son comprensivos y rara vez sancionan a los padres por cometer estas infracciones. En cambio, la tregua con los que ocupan las plazas reservadas para facilitar el transporte de escolares se acabó tras el período de adaptación e información de dos días que concedió el Concello en el arranque del curso escolar.

Los agentes de la Policía Local ya impusieron ayer las primeras multas. Antes de que se produzca la avalancha de coches en las inmediaciones de los colegios, patrullas de la Policía Local inspeccionan las plazas designadas para el transporte escolar -de 8.00 a 9.15 y de 13.30 a 14.15 horas, por norma general- y si algún vehículo sigue allí aparcado en horario restringido proceden a sancionarlo y, si lo estiman conveniente, podrían ordenar retirarlo. «Tienen enviado a la grúa alguna vez», confirma Rubén Mariño, presidente de la asociación de padres del colegio García Barbón.

Aunque los usuarios consideran acertada la medida del Concello, señalan que es preciso mejorarla. «Haría falta más sitio o alguna forma de rotar. Con los de primaria funciona mejor porque solo hay que parar, bajan y ya van solos a clase, pero a los de infantil hay que llevarlos hasta adentro», explica Sandra Alonso, una de las madres que no consiguió encontrar aparcamiento en el entorno de los Salesianos.

El problema se acentúa en los días lluviosos «porque todos quieren entrar con el coche casi hasta la puerta del aula», critica Janet Rojas, una madre partidaria de ir caminando hasta el colegio siempre que se pueda.

La mayor parte de las asociaciones de padres también están satisfechas con el funcionamiento del plan de tráfico. «No tenemos quejas, así que será que funciona bien», supone la directiva de la AMPA del Celso Emilio Ferreiro, María Galiñanes, aunque admite que «a las 9.00 hay más problemas porque hay más niños, a las 14.00 solo salen algunos, otros se quedan a comer o van en bus», puntualiza.

En el Lope de Vega, se quejan por la falta de espacio y reconocen que «algunas veces» los aparcamientos reservados están ocupados, por lo que demandan una mayor presencia policial. «Al principio, hace dos cursos, sí que los controlaban», señalan desde el ANPA. En el García Barbón, los padres se quejan por la supresión de aparcamientos derivada de la humanización de Rosalía de Castro y Serafín Avendaño y ven en las plazas reservadas «una ayuda después de habernos quedado sin aparcamientos», apunta el presidente del ANPA Rubén Mariño.

Los 80 prometidos

El plan de tráfico para agilizar la entrada y salida de alumnos de los colegios se estrenó en junio del 2015 de forma experimental en cuatro centros educativos: Maristas, La Enseñanza, Escultor Acuña y Lope de Vega. Unas semanas después se sumaron al programa una decena de colegios. Y al concluir el curso el gobierno local hizo pública su intención de extender el programa a todos los centros de la ciudad. De hecho, el alcalde Abel Caballero expresó su deseo para que el curso 2016/2017 empezase con 44 centros públicos y 36 concertados, 80 en total, adheridos al plan. Dos años después, el sistema sigue en funcionamiento pero la meta, muy lejos. Solo se han habilitado zonas de aparcamiento para padres en 36 centros escolares de la ciudad. Aunque desde el Concello siguen con la idea de añadir más centros y ampliar las zonas reservadas.

Fuente: La Voz de Galicia